Crónicas del Destino

Macroaventuras Capítulo 5: Canadá, THE GRIND!

Scroll down to content

the grouse grind!! Según Wikipedia…

Es un sendero empinado que sube 853 m (2800 pies) desde la puerta y el temporizador cerca del final del sendero hasta el “Temporizador Grind” en la parte superior del sendero, una distancia de 2.9 km (1.8 mi), con un promedio grado de 17 ° (31%) y secciones cortas de hasta 30 ° (58%). El número total de escaleras es 2.830. El sendero, apodado “Maestro de la Escalera de la Madre Naturaleza”, es notoriamente agotador debido a su inclinación y terreno montañoso. Los excursionistas, que a menudo se pasan el tiempo en el camino, alcanzan la cima en aproximadamente 90 minutos en promedio, aunque algunos que están en muy buena forma pueden terminar en menos de 30 minutos.

Es una atracción bastante llamativa que cuando yo me encontraba buscando en internet (antes del viaje) lugares de interés en Vancouver y en todas las paginas a las que acudí para buscar lugares aparecía siempre “the grind” entonces leí un poco al respecto, que en general era todo lo que se menciona anteriormente de Wikipedia.

oso y salmon
Escultura de madera en la estación del teleférico

Decidí agregarlo como actividad prioritaria (claro a votación de los demás del grupo) ya que me parecía una actividad muy interesante y retadora, ¡2.9 Kilómetros subiendo una pendiente! Se escucha genial así que después de comentarlo con el grupo les pareció una buena idea y decidimos hacerle un espacio en la agenda para visitar Grouse Mountain y hacer el grind!

Había dos maneras de subir hasta la cima de Grouse Mountain, la manera fácil que era simplemente pagar un teleférico que te lleva directamente a la cima con una espectacular vista y también estaba la manera difícil que por su puesto era subiendo a pie por el Grind y si! Adivinaste! Tomamos la ruta difícil (obviamente! Si no porque razón estarías escribiendo este capitulo? DUUH!).

letrero
letrero de advertencia a los caminantes

Justo antes de empezar veíamos letreros de advertencia a los valientes que se atrevían a desafiar a la naturaleza en ese camino tan hostil y sediento de sudor y cansancio acerca de los peligros que se asechaban y también venían unas cuantas recomendaciones para no hacer el trayecto tan difícil,

Recuerdo que uno de los tips para subir era que lleváramos algún snack para reponer energías y por razones paranormales ninguno de nosotros traíamos nada parecido, solo agua.  Pero aun así no nos detuvimos y comenzamos la marcha hacia la cima, al principio era todo miel sobre hojuelas pero conforme íbamos avanzando se iba sintiendo el cansancio y para agregarle más intensidad era uno de los días más calurosos que tuvimos en Vancouver y nuestras reservas de agua se escapaban de nuestros cuerpos en forma de sudor, realice un par de videos en Directo por Facebook de los cuales pondré los enlaces a continuación

https://www.facebook.com/Abelink182/videos/vb.100000288016487/1605547239464861/?type=2&video_source=user_video_tab

https://www.facebook.com/Abelink182/videos/vb.100000288016487/1605597966126455/?type=2&video_source=user_video_tab

a pesar de no llevar snacks no morimos en el intento, la verdad fue una caminata muy cansada que hasta veíamos a las demás personas que subieron ese mismo día sufriendo junto con nosotros y algunas otras recorriendo el camino como si de un paseo por el parque se tratara pero valió la pena cada paso que dimos ya que había mucho que ver, muchísimos arboles muy grandes que juntos formaban un paisaje de bosque como en los cuentos de hadas.

Al llegar al final me sentí muy emocionado al poder completar ese hike que tanto respeto tiene por sus fans y no morir en el intento, todos los integrantes concluyeron la trayectoria con éxito claro que unos íbamos más cansados que otros pero la verdad es algo que nos sirve mucho y nos llena de orgullo saber que aunque parezca difícil y sea cansado al final de todo si miras solo hacia adelante y haces el esfuerzo puedes lograrlo.

Después del cansancio viene la recompensa, en la parte de arriba de Grouse Mountain nos encontramos con un área muy grande donde vendían unas deliciosas colas de castor (así es el nombre de ese postre, no es literal) y yo como soy de buen diente (o sea que me encanta comer de todo) pues no pude resistirme a eso también tuvimos la oportunidad de subirnos al teleférico y tomar unas fotos desde las alturas, lo único malo fue que la visibilidad del paisaje estaba muy limitada por los incendios que acontecían en la zona norte de British Columbia y no se veía el paisaje completo, ni modo estoy obligado a regresar a Vancouver otra vez para poder apreciar esos paisajes al 100% .

Muchas gracias por leer este blog espero sean de tu agrado estas aventuras que tanto me gusta compartir y poder darte a conocer mi punto de vista personal a esas situaciones que nos acontecen en nuestro dia a dia, nos vemos en el siguiente capítulo.

Y recuerda… El tiempo es algo que no podemos darnos el lujo de perder ♥.

A %d blogueros les gusta esto: