Crónicas del Destino

Macroaventuras – Canadá Capítulo 2: ¡Buenos días Vancouver!

Scroll down to content

Al despertar lo primero que dije fue: “Haaaaaa ¡maldita sea Me duele la cabeza!” Sí, así estábamos la mayoría después de la excelente bienvenida a Canadá (que nos dimos nosotros mismos  haha) estábamos en la clásica faceta de “no lo vuelvo a hacer” y de hecho, no quiero volverlo a hacer (mentira). Hay que levantarse de la cama, darse un baño, tratar de recompilar información de lo que hicimos y de lo que pasó (si, cuando estas cosas pasan la mejor opción es escuchar la versión de todos y tratar de  armar el rompecabezas), prepararnos y estar listos para ahora si ir a explorar algunos de los destinos que tenemos en la mira pero primero hay que desayunar.

La dinámica en el Cambie (el hostal donde estábamos hospedados) es que si eres huésped te dan un cupón de descuento para el desayuno, puedes elegir de un menú lo que quieras y tendrás un buen descuento de 5dlls para tu desayuno. La mayoría de las veces yo pedía lo mismo que era un set up de : huevos revueltos, tocino, pan integral tostado, papas hash Brown y café (el café tenía refill infinito… bueno no infinito pero podías pedir más sin pagar nada extra) Hace muchísimo tiempo no tenía una cruda así (*cruda= resaca*) tanto que hasta llegué a pensar “si desayuno y la comida se reúsa a quedarse en mi estómago no me animare a ir al parque de capilano” (no se en que carajos estaba pensando, obviamente no me podía perder la oportunidad de ir a capilano con mis amigos, que ridículo)desayuno

 

Traté de comer despacio y a mi tiempo, tratando con delicadeza a mi estómago que se vio en la no tan grata necesidad de vaciarse en contra de mi voluntad en la madrugada (por suerte pude llegar al baño y no hice ningún desmadre en el cuarto. ups)

Mientras desayunábamos planeábamos la aventura de ese dia, que consistía en caminar a Canadá Place (que nos quedaba muy cerca de donde estábamos) y de ahí tomaríamos un “free shuttle” o sea un camioncito que nos llevaría completamente gratis hasta la entrada del parque de Capilano, cosa que era algo genial porque así no gastaríamos en transporte y el conductor del camión nos dio un pequeño tour explicando algunos lugares de interés por los que íbamos pasando.

Al llegar a la entrada del parque capilano estaba muy emocionado por poder entrar al parque que tanto había visto en las fotos, ver los árboles y pasar por el famoso puente colgante de capilano, ah! Claro y el cliftwalk no se queda atrás también es muy emocionante ya que he visto varias fotos de esos lugares y obviamente estaba esperando estar ahí, pero bueno… como debí imaginarlo había muchísima gente y por supuesto no iba poder tomar una foto perfecta como las que ponen en internet jaja (me paso lo mismo que en el cristo en rio de janeiro) quisiera una foto solito en el puente haha ya se ya se… es mucho pedir pero a veces es lo que uno se imagina cuando visita ese tipo de lugares, tendré que idear un plan maestro para luego poder tomarme una foto solito en el puente J.cappilano

 

Es un parque muy grande y la fila para el puente era enorme así que esperamos un tiempo considerable para poder cruzarlo, claro… es la principal atracción del parque era obvio que todos querrían pasar por ahí. Fue impresionante caminar por todas esas rutas que tiene el parque, por el suelo y por encima de los arboles… porque hay una serie de puentes colgantes que van de árbol en árbol y a decir verdad fue lo que más me gusto de ese parque, me hizo recordar esas fantasías de niño de tener una casita o cuartel en un árbol y que se conectara con alguna otra en otro árbol, claro que a lo más que llegue ( en mi infancia) fue a poner algunas tablas en las ramas de un árbol del parque local para poder sentarnos y ver el parque desde las alturas (que en realidad eran a lo mucho 2 metros de altura pero cuando eres niño todo te parece gigante y emocionante).

DCIM100GOPRO

Mi color favorito es el azul, me gusta que exista el color azul en los temas de pantalla en mi celular o en mi computadora, mis audífonos, mi sleeping bag, las paredes de mi cuarto, el techo e incluso el suelo tiene mucho azul jaja pero cuando hablamos de la naturaleza uff! Me fascina como el color verde llena los paisajes con ese intenso brillo lleno de vida (#elverdeesvida), amo ver un paisaje a lo lejos y ver una montaña llena de árboles verdes combinado con mi favorito azul del cielo adornado con unas cuantas nubes, ¿alguna vez te has detenido en medio de lo que estés haciendo?  A mí me gusta mucho hacer eso detenerte por un segundo y observar a tu alrededor, en este  caso me concentre en ver los árboles y todas las demás plantas que hay en ese lugar (obtuve tiempo suficiente para eso cuando algunos de mis compañeros decidieron ir al baño) me gusta ponerme a pensar que de alguna manera todo lo está pasando a mi alrededor está conectado de alguna manera y esa vez más que otras veces me puse detenidamente a pensar en la impresionante manera de que los árboles son vitales para nuestra existencia y como se conecta todo en un ciclo interminable… ya saben esa manera tan perfecta y sincronizada en que la naturaleza de nuestra tierra realiza todos sus ciclos sin desperdiciar nada para poder seguir estando saludable y manteniéndose con vida, cosa que aún no logramos hacer los humanos( si se puede, pero parece que ahora todos estamos mirando para otro lado) me recuerdan a las palabras de un sabio de mi infancia… “Si hijo te lo voy a explicar. Al morir nuestros cuerpos alimentan el pasto, el antílope come pasto, así… Todos estamos conectados en el ciclo de la vida.” –Mufasa.

 

Y así es como pase de una cruda a un pensamiento existencial jajaja, para mi es una buena combinación. Por lo regular seguimos el mismo camino todos los días pero en realidad cuantas veces a la semana nos dejamos llevar por lo que hay más allá de nuestro ambiente de oficina o de la ciudad… estamos tan acostumbrados a ver lo que hay fuera que pocas veces nos ponemos a ver lo que pasa dentro de nuestras mentes, te reto a que lo hagas es muy interesante.

Estoy seguro que a cada uno de mis amigos que estuvimos ahí nos pasaron cosas totalmente diferentes por la cabeza pero creo que si coincidimos en algo, a pesar de la resaca causada por los tragos de la noche anterior todos estábamos llenos de vida al estar en ese lugar, tal vez me meta en rollos de espiritualismo o como sea que se diga pero a veces se siente que en realidad ese tipo de lugares en medio de la naturaleza te llenan de energía.

Continuare en el siguiente capítulo con más aventuras y pensamientos raros, espero continúes leyendo mi blog y recuerda… El tiempo es algo que no podemos darnos el lujo de perder.

A %d blogueros les gusta esto: