Crónicas del Destino

Macroaventuras: CANADA Capítulo 1 – ¿me voy a Vancouver, quien me sigue?

Scroll down to content

Al fin llegó el tiempo de tomar vacaciones del trabajo, más o menos en febrero del 2017 decidí programar mis vacaciones para Agosto, tendría dos semanas para ir a explorar algún lugar nuevo pero no tenía ni la más mínima idea de adonde quería ir… bueno, la verdad es que quiero ir a todos lados jaja pero no se puede ir a todos lados al mismo tiempo así que habría que elegir un lugar ¿pero a dónde? ¿Qué tal si me voy a chile a explorar esas montañas nevadas que miré desde el avión cuando iba rumbo a rio de janeiro? Aunque siempre he querido ir a Canadá, Alemania, Japón, Australia, Islandia…

Hablando con algunos de mis amigos sobre mis planes de irme de vacaciones a otro país, todos coincidían conmigo en irnos a algún lugar distinto pero por razones diversas no coincidíamos en los días libres y no podían acompañarme en esta aventura, algunos otros decían que sí pero a la hora de la hora nadie se aventaba de lleno así que decidí irme solo. Compraría mi boleto de avión y reservaría el hospedaje y si alguien se anima a irse conmigo es más que bienvenido.

Entonces me aventé a entrar a una página a buscar vuelos donde pones las fechas en las que te quieres ir y te lanza todos los vuelos disponibles, los  ordenas por precio de menor a mayor y pum! Ya tienes destinos baratos para esas fechas y ¿que creen? ¡VANCOUVER CANADA! ¡Es el más barato jaja que loco! Bueno ¡ya está! Me agrada ese destino así que a comprar los boletos.

FB post

Una vez comprados los boletos de avión, publique en Facebook mi plan, que en pocas palabras era que tenía planes de ir a Vancouver y si alguien quería ir pues que mandara mensaje para ponernos de acuerdo, la publicación salió mejor de lo que esperaba y ya éramos en total 7 personas que iríamos juntos a Vancouver (Esteban, Samantha, Alejandra, Daniela, Fernando y Cristian) ya solo nos faltaba ver donde nos hospedaríamos y buscar los lugares a visitar, esto se empieza a poner interesante.

No reunimos un par de veces e incluso hicimos un chat grupal para poder ver los detalles y algunas ideas del viaje (supongo que hoy en dia muchos aplican esa técnica). En lo personal realmente no sabía que lugares interesantes había para visitar en Vancouver, lo único que yo sabía de Canadá en general era que la gente por allá es muy amigable y es uno de los países con mejor calidad de vida, más de ahí no sabía casi nada sobre Canadá o Vancouver en específico.

Pero nada que san Google no pueda resolver, en breve nos pusimos a investigar que lugares interesantes hay por visitar y la mejor opción para hospedarnos durante el tiempo que estaríamos allá. Fernando y yo nos quedaríamos 2 semanas, los demás estarían menos tiempo por diversas razones pero eso no nos quita el entusiasmo de querer explorar este nuevo destino juntos.

Para no hacerles la historia más larga vamos a adelantarnos hasta el dia en que finalmente nos lanzamos a Vancouver, por una cosa o la otra casi todos teníamos los vuelos para el mismo dia pero en diferentes horarios, pero ya todos sabíamos en donde nos hospedaríamos y estuvimos de acuerdo en vernos en el hostal cuando todos llegáramos.

Esteban y yo estábamos en el mismo vuelo y duraríamos unas 3 horas en vuelo directo hasta Vancouver, Samanta llegaría con un par de horas de diferencia así que decidimos esperarla para cuando llegara (ella vive en monterrey, la conocí durante el voluntariado en Rio 2016 y se aventó a ir con nosotros a Canadá)llegando

Cuando Esteban y yo llegamos al aeropuerto de Vancouver estábamos muy emocionados porque ya estábamos pisando tierras canadienses, en el proceso de declaración que se debe de hacer cuando llegas a un país estábamos haciendo fila para registrarnos en unas máquinas con pantalla táctil y todo el rollo (se nota que estábamos ya en el primer mundo jaja) en ese momento Esteban menciono algo sobre que si debía poner que iba de visita, por trabajo o ambos. Yo le comenté que solo pusiera que íbamos de visita, porque eso es a lo que íbamos, solo a turistear.aeropuerto

Pues creo que  a él le pareció buena idea poner que iba por trabajo y de visita, ya que justo antes de salir un agente de inmigración nos detuvo para cuestionarnos sobre eso, gracias a la excelente idea de mi amigo nos tuvieron detenidos DOS HORAS mientras los agentes nos hacían preguntas por separado, al final como vieron que no teníamos ninguna mala intención y solo era un malentendido nos dejaron libres, justo a tiempo para recibir a Samantha cuando llegara (bueno al menos hicimos tiempo en lo que llegaba ella, aunque he de confesar que si tenía le miedito de que nos regresaran a la chingada a México jaja).dineros

Ya que estábamos los 3 juntos nos dirigimos al hostal para dejar nuestras cosas en nuestras respectivas habitaciones e irnos a explorar un rato el centro de Vancouver para esperar a los demás que llegarían más tarde, el hostal donde nos hospedamos resulto ser uno de los lugares más populares en el centro de Vancouver ya que es un edificio de tres pisos, de los cuales el primero es un restaurant-bar y los dos pisos siguientes son las habitaciones del hostal, ¡vaya, es una buena combinación! (recuerdo que pensé, “imagina que alguien se ponga demasiado ebrio no tendrá que preocuparse porque su habitación esta arriba y es cuestión de subir unas cuantas escaleras” ).

No tardamos mucho en llegar a nuestras habitaciones, dejar nuestras cosas y aventarnos a explorar un poco las calles de nuestro alrededor ya que siempre es bueno identificar el primer dia algunas tiendas donde comprar algunas cosas necesarias para la estadía, identificamos algunas interesantes, el mirador, las calles de tiendas de souvenirs y las de comida (muy importante), nos topamos con el famoso Reloj de Vapor de Vancouver, construido por el relojero canadiense Raymond Saunders.

“El primer reloj de vapor de Raymond Saunders se construyó en 1977 como una atracción turística para el renovado distrito de Gastown en Vancouver. Aunque el reloj pertenece a la ciudad de Vancouver, los fondos para el proyecto fueron obtenidos de comerciantes y propietarios locales, así como donantes privados. Movido por vapor y varios motores eléctricos, el reloj muestra la hora en cuatro esferas y anuncia los cuartos con un silbato que toca los Cuartos de Westminster.” –Wikipedia-reloj

Después de darnos la vuelta por el centro nos regresamos al hostal y decidimos aprovechar el hecho de que en el primer piso teníamos un bar, entonces dijimos “Pues vamos por una cheve” (*Cheve = Cerveza*) examinando el menú y realizando unas complejas operaciones matemáticas nos dimos cuenta de que comprar una jarra de cerveza era mejor que comprar individualmente así que nos turnamos para comprar una jarra cada quien en lo que esperábamos a los demás que ya no tardarían mucho en llegar.

No recuerdo muy bien cuantas jarras llevábamos (no sé porque) para cuando fueron llegando les platicamos la dinámica se unieron y compramos más jarras jaja, no de donde salió pero Cristhian apareció de la nada con ¡shots de tequila para todos! Y pues bueno, ¡estamos en Canadá!, y así hablando de mujeres y traiciones e fueron consumiendo las jarras hasta que llegó un momento en el que todo me daba vueltas jaja, decidí detenerme e irme a mi cuarto y descansar ya que al dia siguiente iríamos a visitar el parque de capilano y teníamos que estar en buenas condiciones jaja… “buenas condiciones”

Realmente no recuerdo nada de como carajos llegue a mi habitación, en un momento estaba en el bar pensando “mejor ya me voy a mi cuarto o esto se va a poner feo” y un segundo después desperté en mi cama en la madrugada con la llegada de Alejandra al cuarto, que estaba igual o más ebria que yo jaja.

Resulto que todos terminamos algo alegres con la cerveza y el tequila y yo no dejaba de pensar en cómo carajos íbamos a estar listos para irnos a capilano, pero era el primer dia en el que saldríamos todos juntos y no podía dejar pasar esa oportunidad por quedarme ahí con una resaca así que a dormir lo mejor que se pueda y a sobrevivir para empezar la aventura.

ventana
la vista desde mi ventana 🙂

*después de lo que pasó en el primer día, en ese momento yo solo me concentraba en no morir

 

A %d blogueros les gusta esto: