Crónicas del Destino

Microaventuras Capítulo 1: La hora Mágica

Scroll down to content

Siempre he dicho que cuando no tienes un plan y quieres hacer algo lo mejor es improvisar y salirte de lo cotidiano, el dia de hoy comienza con una simple frase: “¿y si vamos a la playa?”  así, sin más plan solo con la idea de ir, decidimos ir a rosarito baja california, que queda más o menos a una hora de camino ( o tal vez un poquito más) no teníamos ni idea de a que parte de rosarito llegaríamos ni nada por el estilo, lo único que sabíamos era que queríamos salirnos de la rutina de juntarnos a jugar videojuegos y comer chucherías ( * golosinas, frituras, refrescos, etc.*) claro… ahora comeríamos la chucherías en la playa jaja pero dejamos los videojuegos en casa.

¿A quién no le cae bien una tarde en la playa? ¡Pues vámonos! Nos subimos al carro de mariana (en total 5 personas) y nos lanzamos a esta microaventura, el camino a Rosarito fue el clásico viaje en carro por la carretera escuchando nuestra música favorita y gracias a eso se nos fue el tiempo bastante rápido, antes de buscar la playa perfecta decidimos llegar a comprar provisiones (las chucherías obviamente) llegamos a una tienda y a nuestro entendimiento tomamos todo lo que pensamos necesitar para una tarde de flojera en la playa.

DCIM103GOPRO
#indio Patrociname 🙂

Ya listos con las provisiones en la cajuela del carro seguía elegir un buen destino para pasar la tarde, ya saben… algo que contara con las características perfectas para pasarla en paz, no mucha gente, espacio para armar la casita de campaña y tender el sleeping bag para acostarnos encima de la arena, rápidamente encontramos un espacio ideal para la actividad planeada, un lugar solo para nosotros donde podríamos estar tranquilos, platicar de temas diversos y apreciar una buena puesta de sol.

DCIM103GOPRO

Es impresionante sentir como el tiempo pasa y gracias a la rotación de la tierra alrededor del sol poder apreciar todos esos hermosos colores que nos permite ver la luz del sol que atraviesa la atmosfera en el horizonte, también quede anonadado al ver que al bajar la marea dejaba lisa la arena a su paso de regreso al mar, la arena tan plana cubierta con una delgada capa de agua la hacía parecer un espejo y reflejaba el cielo, el sol, y las nubes, me emocione bastante al poder tomar algunas fotografías de ese momento tan impresionante, tal vez eso pasa casi siempre que baja la marea pero esta es la primera vez que le pongo atención a algo así, y esa es una de las cosas que debemos notar cuando nos salimos de la rutina, esas cosas que siempre están ahí pero por alguna u otra razón ignoramos.mirror floor

Cuando el sol esta por dejarse de ver en el horizonte, se le conoce como “la hora Mágica” (según mariana, yo jamás había escuchado de ese término, pero bueno… ella es la que sabe) y supuestamente es la mejor hora en la playa para tomar fotos. Te da ese efecto de fotografiar solo la silueta de todo lo que este de frente al sol del atardecer (así solo sale mi silueta y no arruino el paisaje jaja)style

Me agrada saber que no necesitas complicarte tanto para tener un día increible, los mejores momentos son los que creas con lo que tienes, esa sencilla manera de transformar momentos aparentemente simples en historias innolvidables es una habilidad que todos deberiamos de practicar más seguido.

Cuéntame en los comentarios cuales son las microaventuras que te gustan a ti, me gustaría que compartas conmigo lo que haces o la manera en la que escapas de la rutina diaria, ya veremos a donde nos lleva el destino la próxima vez, gracias por leer mi blog y recuerda “El tiempo es algo que no podemos darnos el lujo de perder”

A %d blogueros les gusta esto: