Crónicas del Destino

Rio 2016 Capítulo 10: Mi lugar Favorito en Rio de Janeiro

Scroll down to content

La 3ra del Cristo y el Pan de Azúcar

Recuerdan que les había mencionado que la vez que perdimos el tour del cristo (y que de todos modos fuimos) nos mandaron un correo diciendo que podíamos cambiar el tour para otro dia? …bueno pues ese día llegó y ahora si decidimos hacer el esfuerzo y levantarnos un poco mas temprano para ahora si llegar temprano al punto de encuentro. no era tan difícil, solo dormir temprano, poner unas 6 alarmas una tras otra cada 3 minutos con el volumen alto y el celular lejos de la cama (para tener que levantarte a apagarlo), solo había que esperar a que sonara la alarma y rogarle al destino que no pasara lo mismo que paso cuando se me hizo tarde para ir a trabajar.

Afortunadamente funcionó y me levante con suficiente tiempo para tomar el metro e irme hacia el punto de encuentro que no quedaba muy cerca que digamos (una hora en metro…).

Al salir de casa el tiempo se miraba bien, unas cuantas nubes y el sol asomándose parcialmente entre ellas, todo parecía estar genial, después de una hora en el metro y de llegar a la estación donde tenia que bajarme y caminar un par de cuadras mire el reloj y sentí satisfacción al ver que iba con buen tiempo y tenia unos 20 minutos a mi favor (hay wey!!! se siente bien llegar a tiempo).

caminando en los pasillos del metro para ya salir a la superficie iba solo pensando en lo raro que era ir por tercera vez al cristo, supongo que por lo regular la gente va solo una vez… que va a pasar cuando regrese a méxico y platique mis historias en Rio de Janeiro:

alguien: “que onda wey, fuiste al cristo?”
yo: “amm.. si, 3 veces ”

sería algo raro haha pero pues ya estaba ahí, bueno estas son las ultimas escaleras para salir a la calle y camin… “pero que demonios!!!” , es neta!????  lloviendo? que pedo?! pero si cuando salí estaba a toda madre… no me jodas…

que rayos voy a estar haciendo en el cristo lloviendo? de seguro las nubes estaran al rededor de el y no se va a ver ni madres. al llegar al punto de encuentro y ver a andrea con la misma cara que yo traía al saber que estaba lloviendo pude leer su mente diciendo “no hubiera venido, al cabo ya fui al cristo la otra vez”, pero bueno ya estabamos ahí y pues decidimos ir, ademas la segunda parte del tour (el pan de azúcar) era algo que aun no haciamos asi que pues decidimos aguantar un poco la lluvia.

fue raro estar haciendo las filas para subir al cristo mientras llovía. termine todo mojado pero afortunadamente tenia un gorrito y eso ayudo un poco, ya estando arriba compramos unos impermeables (allá les llaman Capas) y pues con eso ya no nos mojamos tanto (ahora ya tenemos fotos del cristo bajo la lluvia, lo bueno fue que las nubes no taparon al cristo (ya seria el colmo).

como ya les había mencionado antes, el cristo es ir, tomar la foto y bye. asi de rapido ademas que te desesperas un poco porque hay demasiada gente allí arriba.

aprovechando mi tercera visita al cristo mi amigo Luis me pidió de favor que me llevara un Pinocho de madera, el siempre se lo lleva a sus viajes y le toma fotos en los lugares a donde va pero cuando fue al cristo no pudo llevarlo así que me pidio a mi que me lo llevara para tomarle la foto

(esta fue la foto que el eligio para subirla a sus redes sociales).pinocho

ahora llegó el tiempo de irnos a la segunda parte del tour: EL PAN DE AZÚCAR

el pan de azúcar es un cerro (no es un pan) donde subes en un teleférico (y hay otras formas de subir también, como hikes o escalando, algo que haré la proxima vez que vaya), no me dan miedo las alturas pero esta vez se sintió rarito porque el teleférico va balanceándose pero tiene unas vistas hermosas, fue uno de los lugares que mas me gusto en Río de Janeiro.

tiene varios miradores y alcanzas a apreciar mucho de la ciudad y las playas, para nuestra buena suerte dejo de llover y se despejo el cielo antes de subir y pudimos tener una muy buena vista desde arriba, como siempre la suerte del día fue mejorando cada vez más.

 


logré ver por primera vez a un mono capuchino, la gente les estaba dando de comer galletas y se veian muy simpaticos, ya luego me entere que son una especie invasora en el área y pueden causar un desequilibrio en el ambiente ecológico en ese lugar y transferir enfermedades a los humanos… (malditos que les pasa! jajaja).

20160812_150941

lo bueno que no me mordieron ni nada por el estilo ya que si le intente dar una galleta a uno jeje (no le digan a mi madre).

una vez mas el destino me muestra que a pesar de que un día no empieza como te lo esperas si eres paciente y tomas las cosas tranquilamente todo mejora y termina en una buena experiencia.

A %d blogueros les gusta esto: