Crónicas del Destino

Rio 2016 Capítulo 5: El cristo y la mágica suerte

Scroll down to content
(4 de Agosto del 2016)

El cristo

Quien va a Rio de Janeiro y no se toma una foto en el cristo?, pues nos decidimos y fuimos a visitar uno de los iconos más representativos de Rio de Janeiro casi todos los del grupo tenían boletos ya que los compraron por internet, sólo Roberto y yo no teníamos pero los compraríamos allá directamente en la taquilla. tomamos un Camión que nos llevaría a la zonda del cerro del Corcovado (que es donde está el cristo). Cuando llegamos a la zona donde suben las camionetas y el tren hacia el cerro del corcovado nos separaron, ya que los que ya tienen boleto van por un lado y los que no para otro.

20160804_145701

Supuestamente haríamos 2 horas de fila por no tener ya el boleto reservado pero afortunadamente no había mucha gente y pasamos rápido(fué una gran ventaja ir a visitar el cristo cuando aun no se inaguraban los juegos olímpicos así que no había tantos turistas) el boleto no es caro… pero los souvenirs si están muy caros  (¿que creen que somos turistas o qué?).

En fin, estar en ese lugar y ver tan cerca ese monumento que sólo  había visto en fotos y en la tele, te hace pensar que vale la pena todo el esfuerzo que hiciste para poder estar ahí  y una vez más te cae encima la idea de que estás en RIO DE JANEIRO.

Arriba mientras tomábamos fotos y todo eso, nos encontramos a una familia mexicana que iba de vacaciones, conocimos también  a un grupo de colombianos que están de intercambio por acá  y a un chico philipino que también está  de voluntario.

Es impresionante como te llegas a encontrar gente y haces nuevos amigos cuando menos te lo esperas.

Que la suerte te acompañe (¿así dijo Yoda no?)

Saliendo del cristo el plan era ir a un bar en Copacabana para ver el primer partido de fútbol de México  en el cual se enfrentaría a Alemania. El plan era irnos todos juntos y ver el partido (nuestros nuevos amigos colombianos nos iban a acompañar a ver el juego). Pero como algunos subieron en tren y los colombianos iban en otra camioneta nos tuvimos que separar (maldita sea odio cuando pasa eso, nunca sale bien cuando pasa eso).

El partido ya había empezado  y no sabíamos quien iba ganando, en el camino hacia abajo del cerro CASUALMENTE iba un señor Mexicano que anda de vacaciones por acá  (creo que hay más mexicanos de lo que esperaba). Al llegar  a la estación del metro (donde les dijimos a todos que nos veríamos) Roberto y yo nos pusimos a esperar a los demás (jamás  llegó nadie) pero afortunadamente había una red wifi y pudimos mandarles un mensaje (¿por qué coños no he comprado un chip local con datos?) Nos dijeron que nos veríamos en los aros olímpicos que están en Copacabana.

Cuando al fin llegamos a Copacabana fuimos directo a los aros y ¿que creen? Si! Adivinaron… no había nadie conocido (el partido ya había acabado y gracias al wifi de la estación del metro vimos que México empató 2-2 con Alemania) decidimos caminar hacia los lados para ver si andaban por ahí caminando pero no encontramos a nadie, yo trataba de encontrar una red abierta para poder mandarles un mensaje y preguntar dónde estaban, mi batería ya estaba en 9% (porque coños no he comprado un chip con local con datos).

Parados en medio de Copacabana sin éxito alguno alguien nos gritó “hey México, chicharito!” (debido a las camisetas de México que traíamos Roberto y yo) era una chica carioca que hablaba español y ama a México  (Carioca de nacimiento y mexicana de corazón, nos dijo) muy buena onda Tania mientras platicábamos con ella por casualidad iban pasando algunos de los atletas del equipo de Holanda y ella fascinada nos dijo que se quería tomar una foto con ellos y les pedimos permiso, ellos accedieron pero Tania no encontraba su celular ( ” no mames pinche celular ya se me perdió” decía ella con esas mismas palabras ) amablemente yo me ofrecí a tomar la foto con mi celular y después mandársela, tomé  la foto y ella me pidió que le mandara la foto por whatsapp  ( … ups… no tengo datos y no hay internet libre cerca ), no pudimos pasarla por Bluetooth  (“es que mi pinche celular está bien chafa” dijo ella) le comentamos que si llegáramos a conectarnos a una red podríamos mandar la foto sin problemas, ella la quería porque se la iba a mandar a su novio (que es holandés) así que nos dijo que fuéramos a un restaurante que estaba cerca para uno de sus amigos de ahí nos diera la clave del internet (Que suerte! !! , es lo que estábamos buscando ) en chinga fuimos al restaurante, nos dieron la clave, me conecté,  mandamos las fotos, y alcancé  a enviarles mensaje a mis amigos y nos mandaron su ubicación  ( estaban en los aros olímpicos >.> no mames ). Mi celular quedo con 2% de batería (¡eso es sentir adrenalina cabrones!).

Encontramos a nuestros  amigos y les presentamos a Tania, en eso otros mexicanos (que no conocíamos) iban pasando por ahí y los invitamos a platicar y ver de donde eran, una brasileña que iba caminando y nos miró con las banderas de México se acercó y nos tomamos fotos todos juntos, todo mundo quiere mucho a México, eso me encanta.

…to be continued

A %d blogueros les gusta esto: