Crónicas del Destino

Rio 2016 Capítulo 1: El Primer Vuelo de mi Vida

Scroll down to content

(Viernes, 29 de julio de 2016)

En la espera de abordar el avión

No tengo idea de cómo describir lo que se siente estar esperando a subir a tu primer viaje en avión, demasiados nervios o demasiada emoción, ya ni sé que es lo que siento.

 

 

Todo nuevo para mí, documentar equipaje,  todo el rollo de los pases de abordar (no me los dieron  por cierto y estaba medio asustado porque no sabía si me dejarían entrar por no tenerlos ) y ahora en la sala de espera me dicen que mi vuelo se retrasa y ahora tengo que esperar más tiempo y los nervios se multiplican.

1

Es la primera vez que viajo a otro país (bueno estados unidos  no cuenta porque vivo en frontera) y además es la primera vez que me subiré  a un avión; es raro pensar que la primera vez que saldré  del país voy a viajar tan lejos (bueno… es lejos para mi) eso de ir todo el día  (literal) en avión se oye emocionante y a la vez da un poco de flojera pensar que iré sentado tantas  horas, pero no queda más  que aguantar las escalas (de Tijuana a ciudad de México / luego a Santiago chile / y después a Rio de janeiro Brasil).

Sobreviví a mis primeros 2 vuelos

Ahora me encuentro en el aeropuerto de chile, esperando mi próximo vuelo a Rio de janeiro, mi primer vuelo (de Tijuana a la ciudad de México) estuvo muy bien, no fue tan malo como pensaba, a pesar del ligero mareo que me atacó de repente.

Debido a que el vuelo que tomé  de Tijuana se retrasó llegué a penas a tomar el siguiente vuelo hacia chile (el más  largo), solo tuve oportunidad de ir al  baño y tomarme unas pastillas para el mareo (que no sirvieron de mucho  ya que en las instrucciones dice que debes de tomarlas antes del vuelo, mmm vaya momento de leer las instrucciones…)

Al subir al avión me di cuenta que era un avión bastante grande a comparación del anterior… digamos que se miraba más lujoso (no sé nada de aviones) y más cómodo. Debido al mareo me vi en la no grata necesidad de ir al baño a devolver el pan que me había comido junto con las pastillas del mareo  (2 pastillas desperdiciadas), bueno aún tengo más… y tomé otras dos (no sé si se pueda hacer eso pero pues sigo vivo…) me acomodé en mi asiento y me puse a dormir, es el mejor remedio para todo malestar.

Aproximadamente a las 10:00 pm pasaron a darnos la cena, al principio les dije que no quería debido al maldito mareo 😦 , pero olía demasiado bien lo que el señor a mi lado había pedido, así que pues apliqué la que todo buen mexicano  aplica al tomar una decisión ( “haaa ps chinguesu madre”) y pedí el plato de pasta al cual solo le di 2 o 3 probaditas y casi vomito otra vez, (no que muy vergas…) ni modo a dormir otra vez.

Horas después, pasaron a dar el desayuno  ( a las 4 am, neta?) y esta vez dije que NO y seguí durmiendo jaja.

20160730_032655

Ahora recién  llegado al aeropuerto de chile, y con un par de horas para esperar el siguiente vuelo, decido tomarme un café en una cafetería que estaba en el aeropuerto (la primera que se me puso en frente) sin ver el menú le pedí a la señorita que me diera un cappuccino, al momento en que ella me dice “claro, van a ser $1,000 pesos” !sentí que me vomitaba de nuevo! pero al pensar con la cabeza fría recordé que estaba en Chile y el tipo de cambio es diferente (obviamente eran pesos chilenos, no mexicanos) !gracias al cielo!,  entonces le pregunte cuanto seria en dólares americanos (ya que era lo único que traía) y me dijo que el precio era de 4dlls  (algo más razonable para mi cerebro) combiné ese café con medio pan que traía paseando desde tijuana y créanme… sabe a gloria cuando no traes nada en el estómago

 

 

 

De chile a rio

Después del cafecito rico me puse a buscar de donde saldría mi próximo vuelo, según  las pantallas en las salas de espera mi vuelo saldría en la puerta 15 a las 8:20am,
Entonces me senté a esperar en la sala mientras veía los caros Souvenirs del aeropuerto.

20160730_034849
Algun día Volveré por una de esas ♥

Mi celular moría de hambre (y yo también ) por suerte (para mi celular ) había unas estaciones de carga para dispositivos y me puse a cargarlo, hice un par de amigas (madre e hija) colombianas que iban rumbo a Argentina a presentar una tesis, el tiempo se fue rápido gracias a eso… pero ya eran las 8:00am y nadie llegaba a hacer fila a la puerta 15… Así que fui de nuevo a revisar las pantallas y me llevé  la sorpresa de que habían cambiado el abordaje a otra sala! Y salí corriendo a buscar la otra sala (no sin antes despedirme de mis amigas colombianas y desearles un buen viaje) ya después de abordar en la sala correcta me sentía más emocionado que antes ya que ese sería el último vuelo del día (gracias al cielo) y llegaría por fin a rio de janeiro, había demasiada neblina y no se veía casi nada, pero cuando pasamos la neblina y avanzamos un poco por los aires chilenos se nos dejó ver una maravillosa vista de las montañas de la cual me quedé  enamorado.

A %d blogueros les gusta esto: